P. Eloy Díaz: egresado de la Maestría nuevo Vicario Episcopal

El P. Eloy Díaz reconoce la difícil tarea de ser pastor en una ciudad con una creciente indiferencia hacia la cultura de cristiandad.
El P. Eloy Díaz reconoce la difícil tarea de ser pastor en una ciudad con una creciente indiferencia hacia la cultura de cristiandad.
El P. Eloy reconoce la difícil tarea de ser pastor en una ciudad con una creciente indiferencia.

El 26 de diciembre, durante una celebración eucarística presidida por el Cardenal Carlos Aguiar en la Parroquia San Miguel Arcángel, el presbítero Eloy Díaz Mera tomo posesión como Vicario Episcopal de la II Zona Pastoral, en sustitución de Mons. Carlos Briseño, quien fue nombrado por el Papa como Obispo de Veracruz.

El acto estuvo acompañado por los obispos auxiliares. En su primer mensaje como Vicario Episcopal, el P. Eloy refrendó al Cardenal su promesa de poner todo su empeño y amor en la encomienda de conducir pastoralmente a la comunidad de esta zona.

De igual forma, dirigió un agradecimiento especial a sacerdotes, laicos y laicas de esta II Vicaría: “Ustedes –expresó– han sido siempre mi principal regalo y mi alegría; en ustedes siempre he encontrado lealtad, comprensión, ayuda y muchos sacrificios por el Evangelio, que edifican y sostienen mi vida sacerdotal”.

El P. Eloy señaló que en una ciudad cada vez más multiforme, plural y con una creciente indiferencia hacia la cultura de cristiandad, es necesario un replanteamiento de la tarea sacerdotal, y reconoció el enorme desafío que representa tal labor. “(Pero) yo creo, y creemos, en el Dios de los imposibles, porque, como dijo el ángel Gabriel a María ante su perplejidad y pequeñez: ‘Para Dios todo es posible’”.

“A partir de este momento –finalizó– me encomiendo a sus valiosísimas oraciones, especialmente en la eucaristía. Y cuenten con un hermano más al servicio de todos ustedes”.

 

El P. Eloy Díaz es Egresado de la Maestría en Pastoral Urbana, por lo que su perfil es idóneo para el desempeño pastoral que requiere la complejidad de la Ciudad de México.

Va una felicitación amplia y los deseos de abundante gracia y bendición de Dios Nuestro Señor a su ministerio pastoral.

Acuerdos para una Iglesia en salida

Apreciados Compañeros y Amigos

Al término de la reunión del día de hoy, de los que pudimos estar del equipo de Pastoral Urbana y después de conversar con las autoridades de la Arquidiócesis, se acordó desarrollar unos insumos para la pastoral en esta crisis.

No pensamos en los auxilios inmediatos, que vemos están fluyendo con gran eficacia, sino con la atención espiritual de los habitantes de la ciudad que todos sufrimos algún tipo de pérdida y estamos en necesidad de testimoniar CONFIO EN TI.

Por lo que de entrada se sacará un insumo para el reafirmar la esperanza el día de mañana. y Se irán entregando otros insumos en los siguientes días.

Nuestro objetivo y lo que requerimos es que estos materiales puedan estar a disposición de los agentes de pastoral, las comunidades y todas aquellas personas que los puedan aprovechar. Así que requerimos que nos ayuden a circularlos y, en lo posible, dirigirlos.

Les pedimos estén pendientes.

cnn

Primeras impresiones de la Asamblea Diocesana 2013

2013-11-22T11-45-38_3

Este día 21 de noviembre de 2013 ha iniciado la Asamblea Diocesana correspondiente al año 2013. La congregación de más de 400 exponentes de todos los ámbitos de la pastoral en la Arquidiócesis de México comenzaron reflexionando sobre los aportes que arrojan los estudios recientes sobre la situación y tendencias de la religión en la Ciudad de México.

2013-11-22T11-45-38_4

 

 

2013-11-22T11-45-38_7

 

Destaca la participación de Rosa Ma. Vargas, alumna de la Maestría en Pastoral Urbana quien expuso a nombre de los académicos convocados para analizar los resultados de la Encuesta de Culturas Religiosas de la Ciudad de México, del año 2012, los resultados que ésta arrojó. Las ponencias serán publicadas como libro y aparecerán en las próximas semanas.

 

2013-11-22T11-45-38_6

Hay que salir!!!!!

Quisiera decir una cosa. ¿Qué es lo que espero como consecuencia de la Jornada de la Juventud? ¡Espero lío! ¿Que acá dentro va a haber lío? ¡Va a haber! ¿Que acá en Río va a haber lío? ¡Va a haber! ¡Pero quiero lío en las diócesis! ¡Quiero que se salga afuera! ¡Quiero que la Iglesia salga a la calle! ¡Quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos. Las parroquias, los colegios, las instituciones, ¡son para salir! Si no salen, se convierten en una ONG, y la Iglesia no puede ser una ONG.

Papa Francisco

Una esperanza desde casi el fin del mundo…

Habemus Papam…!

¡Cuántos sentimientos encontrados! El primer Papa latinoamericano. El primer Papa Jesuita. El primer Papa llamado Francisco…

Foto. News.va

Primeras palabras del Papa Francisco I

¡Hermanos y hermanas, buenas noches!

Ustedes saben que el deber del Cónclave es dar un Obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo… pero estamos aquí… Les agradezco la acogida.

La comunidad diocesana de Roma tiene a su Obispo. ¡Gracias!

Y primero que nada, quisiera hacer una oración por nuestro Obispo Emérito, Benedicto XVI. Recemos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo custodie. [Con los fieles en San Pedro]Padre Nuestro… Ave María… Gloria…

Y ahora, comenzamos nuestro camino: Obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma que es la que preside en la caridad a todas las Iglesias. Un camino de hermandad, de amor, de confianza entre nosotros. Recemos siempre por nosotros: el uno por el otro. Rezamos por todo el mundo, para que haya una gran hermandad.

Auguro que este camino de Iglesia, que hoy comenzamos y en el que me ayudará mi Cardenal Vicario, aquí presente, sea fructífero para la evangelización de esta ciudad tan bella. Y ahora quisiera darles la bendición… pero primero, os pido un favor: antes de que el Obispo bendiga al pueblo, les pido que recen al Señor para que me bendiga. La oración del pueblo que pide la bendición para su Obispo. Hagamos en silencio esta oración de ustedes por mí.

Bendición Urbi et Orbi

Hermanos y hermanas, os dejo. Muchas gracias por la acogida. ¡Recen por mí! Nos vemos pronto: mañana quiero ir a rezar a la Virgen para que custodie a toda Roma. ¡Buenas noches y buen descanso!

¿Renovar a la Iglesia en el mundo a través de signos?

La presentación del Papa Francisco I muestra ya desde su presencia algo distinto…

Apareció con la sotana blanca que ha caracterizado al papado desde hace décadas pero ¡sin la capa roja y sin la estola papal! Eso no es todo… el crucifijo que pende de su cuello no brilla, parece que no es de oro sino que se trata de un pectoral muy sencillo… y ha escogido el nombre de Francisco… hay que tomar en cuenta que en Argentina viajaba en transporte público.

¿Quién es este hombre que se atreve a presentarse con tanta sobriedad en un mundo donde el estatus social se muestra a través de los accesorios de un cuerpo vestido a la moda?

Por si fuera poco, el rostro de Francisco I no muestra el triunfalismo de aquellas personas que han alcanzado un logro personal muy importante sino que mantiene una sonrisa cálida, serena. Sus ojos muestran cierta ternura, aún cansados, detrás de sus anteojos. En algunos breves momentos deja entrever cierto asombro ante la multitud reunida que lo acoge, sabe que cuán grandes son las sandalias del pescador… y trata de respirar sereno.

Después llegan algunos cardenales para acompañarlo en el balcón papal. Los rostros de ellos son inexpresivos hasta que Francisco I menciona que “…el deber del Cónclave es dar un Obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo…” es entonces que se dibujan en los rostros cardenalicios sonrisas, algunas muy tímidas…

Después de este cálido saludo el Papa electo dice que lo primero que va a hacer es una oración por el “Obispo emérito de Roma: Benedicto XVI para que Dios lo bendiga y la Virgen lo custodie” ¿Con estas palabras define el papel del Papa predecesor? Quizá y más aún si tomamos en cuenta que más adelante menciona “Auguro que este camino de Iglesia, que hoy comenzamos y en el que me ayudará mi Cardenal Vicario, aquí presente, sea fructífero para la evangelización de esta ciudad tan bella…” En adelante la responsabilidad de ser cabeza visible de la Iglesia recae sobre su persona. Entonces su rostro cambia, sabe que requiere de su pueblo y que su pueblo lo necesita… se arriesga confiado y deja entrever sus posibles objetivos: la Iglesia de Roma debe presidir en la caridad a todas las Iglesias, caminar en la hermandad, en el amor y en la confianza mutua, ambos para que la evangelización sea “fructífera” en “esta ciudad tan bella”. ¿Estará hablando de una nueva manera de concebir la evangelización y la ciudad? Tengamos presente el impulso que dio a la Pastoral Urbana en Argentina, no como una pastoral que se hace en la ciudad sino como una pastoral pluricultural que se deja ayudar por el conocimiento profesional de sus fieles.

Y antes de dar “la bendición a la ciudad y al mundo” pide que el pueblo mismo haga oración para que Dios bendiga a su Obispo, para que lo bendiga a él… sus acompañantes parecen incómodos, algunas mandíbulas se aprietan, algunos más dan un paso atrás o agachan la cabeza… pero el pueblo aplaude y grita… después la Plaza de San Pedro queda sumida en un profundo y reverente silencio… Hasta este momento pide la estola papal para realizar la bendición solemne. Al final de la misma se quita la estola para entregarla… se queda en silencio pero no por mucho tiempo, rompe en protocolo. Pide un micrófono. Agradece el recibimiento. Pide que recen por él… e informa lo que hará al día siguiente… “quiero ir a rezar a la Virgen para que custodie a toda Roma

Habemus Papam…!

¡Cuántos sentimientos encontrados! El primer Papa latinoamericano. El primer Papa Jesuita. El primer Papa llamado Francisco… llamado desde casi el fin del mundo.

 

Por: Alejandro Emiliano